Naming: técnicas esenciales para nombrar tu marca o negocio

¿Tienes un nuevo proyecto listo para ver la luz, con todo su contenido bien desarrollado y elaborado, pero careces de un nombre potente que transmita tus ideales para lograr un buen alcance dentro de tu audiencia? ¡No te preocupes, en 4-3-3 Digital te podemos ayudar con una serie de consejos que te ayudarán a conceptualizar el nombre ideal para tu marca!

En este artículo, como en todos los que puedes encontrar en nuestro blog de marketing digital, te contaremos los conceptos fundamentales del branding y la identidad corporativa (o marca de negocio), para que elijas exitosamente el naming o nombre de marca de tu negocio.

A continuación, veremos qué es el naming, añadiremos una serie de tips y recomendaciones paso a paso para lograr el perfecto, junto a consejos a tener en cuenta.

Inicialmente, el concepto de naming consiste en una serie y/o conjunto de palabras, pautas, perspectivas y directrices que se preestablecen en base al modelo propio de marca y que cuyo fin sea el de fusionar y/o lograr una adhesión entre nombres para luego crear la parte visible del negocio; es decir el branding (o marca de negocio). ¡Vamos con nuestros consejos!

 

1. Concertar las cosas positivas del producto o marca:

Cualidades, adjetivos y propiedades que definan la personalidad o estilo de la marca o negocio.

 

2. Conocer a la competencia, definir la categoría del producto en el que competirá la marca e identificar las posibles amenazas:

Saber más acerca de la competencia nos permitirá jugar con cierta ventaja. Cuantas más marcas de la misma índole veamos, más claros vamos a tener que caminos son a tomar y cuales no.

• Nombres utilizados
• Reacción del público ante ellos
• Categoría del producto

 

3. Apuntar y evaluar los nombres según su categoría de:

Descriptivo: que hace o que es la empresa

Acrónimo: abreviación del nombre; mayor simpleza y rapidez.  Ejemplo: Kentucky Fried Chicken – KFC.

Abstracto: depende 100% de la marca, ya que es esta la que buscará darle un nombre que se vincule o relacione con sus principios, valores y objetivos.

Sugerente: nace a partir de la impresión y la vibra que da la marca. Es un tanto mas complejo que los otros.

 

4. Pensar en nombres y filtrarlos, teniendo como base y prioridad la marca:

Debe ser notorio, registrable, flexible, duradero, sólido, creíble, legible y pronunciable fácilmente, con una personalidad propia.

Estos pasos, paralelamente de ser un impulsor a la hora de decidir el nombre adecuado, son beneficiosos para el sector estratégico de la marca, ya que deben coincidir en un 100%.

Tras someter al naming elegido a la primera prueba, es también necesario desarrollar distintas pruebas conceptuales y prácticas, por ejemplo:

• Comprobar su disponibilidad legal.
• Explorar que puede traer de emocionante y desafiante el nombre.
• Escucharlo en diferentes plataformas.
• Escribirlo e imprimirlo para verlo plasmado.
• Traducirlo en varios idiomas.
• Realizar un “ping-pong” de rasgos positivos del naming.

 

Concluyendo con la temática, el tomarse el tiempo necesario para escoger y crear un buen nombre de marca es completamente provechoso, a partir de que esta medida ayuda e impulsa a tener esa diferencia y plus extra en la marca, que es su nombre. Por otro lado, es fructífero en cuanto a potenciar la complicidad de valores que en la marca o entidad se hayan establecido. Evidentemente el Naming, es un paso de gran trascendencia, es un pilar en lo que sería la base para un negocio o marca que recién comienza y que aspira a convertirse en potencia. Un buen nombre sigue siendo una ventaja competitiva sobre todos aquellos que no comprenden el poder de un nombre.

Si necesitas asesoría a la hora de crear la identidad corporativa de tu negocio no dudes en ponerte en contacto con 4-3-3 Digital. También puedes descubrir más y visitar nuestros últimos proyectos de marketing digital.

GDPR

  • Política de privacidad

Política de privacidad

Acepto la política de privacidad.